Son Verí una casa señorial con mucha historia: descúbrela

Fuente: Fotografía extraída de Fotos Antiguas de Mallorca

No pierdas detalle a este artículo si quieres conocer la historia de esta casa señorial ubicada en Marratxí. Son Verí destaca por ser una de las posesiones más importantes en relación al proceso histórico del municipio de Marratxí. La estructura de las casas sorprende por su grandioso volumen, puesto que se puede ver tanto desde el Pla de na Tesa como desde Santa Maria, y es en sus terrenos donde se construyó la iglesia de Sant Marçal.

Historia

La historia de estas tierras se remonta a un tiempo lejano. El primer linaje conocido que poseyó el predio que más tarde se conocería como Son Verí es lo de los Roig, y la primera noticia que tenemos de este linaje es en 1372. Se trataba de una alquería a nombre del campesino Bernat Roig, que, una vez difunto, pasó en manos de sus hijos y nietos, todos campesinos. Estos cedieron los terrenos, en 1501, al jurista misero Joanot Gual. Se trataba de un burgués proveniente de Ciudad quien va volver a invertir en el campo para obtener mayor rentabilidad agraria. Vado se encargó de construir probablemente, en el siglo XVI, las casas que actualmente existen, además de numerosas paredes, vallas o la cisterna. Un hijo de Joanot Gual, de mismo nombre que su padre, vendió la propiedad a otro ciudadano militar, Antoni de Verí, en 1528. De aquí pasó en manos de hijos, donde destaca Tomàs de Verí, noble palmesano.

Clicandos obre la foto accederéis a un vídeo de Mémorie Filmique donde se ve Son Verí en 1927. Minuto: 05:28.

Tomàs se casó con la Señora Bàrbara de Salas y Boixadors, hija del señor de Son Sales. Fue un matrimonio aconsejado por su amigo Gaspar Melchor de Jovellanos. Posteriormente adquirió la mitad de la posesión de Son Sales, una de las más grandes de Mallorca y que se encuentra situada cerca de Son Verí.

Tomàs Verí

Es evidente que Tomàs de Verí pasó a ser propietario de un gran territorio. Y es que en el siglo XIX, los mayores propietarios del municipio de Marratxí eran los nobles los Salas, Alcornocal (Vivot) y Verí, que controlaban con cinco posesiones más del 50% de las tierras de posesión, y además, entre ellos mismos, formaban un grupo familiar muy fuerte y compacto. Tomàs de Verí destacó también por su actividad como socio de la Sociedad Económica Mallorquina de Amigos del País. Entre los objetivos de la Sociedad había la promoción de la cultura, de la agricultura, de la industria y del comercio. En el campo de la agricultura destacó el fomento del cultivo de higueras, almendros, viña y todo tipo de árboles. Además, tuvo una estrecha relación con ilustres locales y fue mecenas y promotor de la escasa renovación artística de este periodo.

Clicando sobre la foto accederéis a un vídeo de Mémorie Filmique donde se ve Son Verí en 1958. Minuto: 03:44.

Dio trabajo al grupo de artistas italianos y franceses exiliados en Palma durante las guerras napoleónicas. Era un coleccionista de arte, especialmente de pintura, por eso en la posesión se conserva una importante colección de arte, como pinturas y enteixinats mudéjares.

Estructura de la posesión

La posesión está formada, básicamente, por la casa de los señores y por las construcciones destinadas a explotación agrícola, donde se encuentra la casa de los amos. Estos dos cuerpos, de planta cuadrada, tienen sus respectivas clastras. La casa de los señores es de planta baja y dos alturas, con una torre mirador al lado noroeste. La entrada se hace a través de un sencillo arco de medio punto y se remarca con un escudo nobiliario. El edificio, todo y ser de carácter popular, parece un gran palacio barroco, donde contrasta la magnitud de las proporciones con la austeridad de los exteriores.

Por otro lado, las construcciones relacionadas con la explotación están agrupadas en torno a una clastra, donde vivían los amos, y en el centro de la cual se encuentra un cuello de cisterna de piedra con escudo nobiliario, destacan también los sestadors o la noria. El acabado exterior de las fachadas es de piedra y barro. Finalmente, hay que decir a nivel anecdótico que en las casas hay tantas aperturas, es decir, portales, ventanas, finestrones… como días tiene el año.

Ante las casas encontramos un pino singular de más de 100 años. Así mismo, en la entrada del camino también destaca el conjunto de árboles más poderosos del término con más de una docena de pinos que pasan los 20 metros de altura y los 250 centímetros de perímetro.

Si te ha parecido interesante este artículo ¡compártelo en tus redes sociales!

Compartir esta publicación
Deja un comentario